Por medidas de prevención ante el COVID-19 puede haber demoras en la llegada de tu pedido

3 FORMAS DE LIBERAR TU CREATIVIDAD

3 FORMAS DE LIBERAR TU CREATIVIDAD

La creatividad es el arte de producir algo nuevo haciendo uso de la imaginación y la innovación. Lograr algo nuevo involucra tener toda una lluvia de ideas, y atreverse a jugar - conectando esas ideas de diferentes maneras. Obligarnos a vivir ese proceso es una gran forma de crecer como personas, pues nos saca de la zona de confort para llevarnos a lo desconocido - y nos demuestra que siempre hay nuevas perspectivas, nuevas formas de ver las cosas y de vernos a nosotros mismos. 

“La mejor forma de tener una buena idea, es tener muchas ideas”

Definitivamente, para los que no llegamos a este mundo con el chip creativo decirlo resulta más fácil que hacerlo. Así que, ¿Cómo liberar y cultivar la creatividad?

Te compartimos 3 maneras que para nosotros han sido claves en el proceso de inspirar la creatividad.

1. El ocio como fuente de inspiración. 

Más de una vez hemos sentido la frustración de olvidar una gran idea - de saber que por un momento, tuviste ese destello de iluminación, y así de rápido, se fue. Y es que vivimos la vida a toda velocidad, y la inspiración/creatividad tienen la costumbre de ser totalmente inoportunas. Cuando por fin nos damos el tiempo de tener esa pausa para una gran idea, pareciera que el pozo está vacío.

Lo que sucede es que la creatividad tiende a aparecer de manera inesperada, cuando nuestro ser se encuentra en ese estado de relajación y gozo. Muchas veces entramos a ese estado sin darnos cuenta, y así de espontáneamente sucede la magia. Pero ahí es donde radica la importancia de permitirnos esos momentos de manera intencional. ¿Qué pasaría si en lugar de obligarte a ser creativo - simplemente te dieras espacio para estar feliz y relajado?

Es en esos tiempos de aparente ocio - que la mente consciente se relaja, y el inconsciente (desde dónde vienen muchas de nuestra grandes ideas) da paso a la inspiración. Eso sí, aquí es cuando quieres estar atento - así que para no perder la pista cuando el momento llegue, te recomendamos lo siguiente:

  • Carga contigo siempre una pequeña libreta dedicada a tus momentos de inspiración
  • Libera espacio en tu agenda de manera consciente e intencional para tener ese tiempo de ocio - para que llegue lo nuevo, hay que liberar lo viejo
  • Pon música que te relaje / eleve el ánimo y disfruta de un momento sin prisas ni presión (¿y por qué no? Sírvete tu snack favorito: aquí nuestras sugerencias)

2. Conócete a ti mismo. ¿Qué te llena de inspiración?

Tal como nos inunda el olor a tierra mojada después de un buen chubasco - así la creatividad llega después de la inspiración. Rodearse de esos elementos (cosas, personas y lugares) que te llenan de inspiración es clave para fomentar la creatividad. Pero aquí es donde surge la pregunta, ¿sabes qué es lo que te llena de inspiración? 

Conocerse a uno mismo es clave. Porque en ese auto-conocimiento, descubrimos la manera de prender y apagar los switches de nuestra personalidad y ánimo. Por un lado, evito las conductas y situaciones que me restan - y por otro, busco propiciar aquellas que me suman. Al principio es 100% una decisión consciente, “intencionalmente elijo rodearme de estos elementos porque me hacen sentir que vuelo en inspiración.” Pero poco a poco, y a medida que los mantienes presentes en tu vida, comienzas a acceder con mayor facilidad (y voluntad) a ese estado. 

Si te das cuenta que todavía no sabes con certeza de dónde nace tu inspiración - este es el mejor momento para comenzar a conocerte. Algunas fuentes de inspiración comunes entre las personas son:

  • Paseos por la naturaleza
  • Visitar lugares nuevos
  • Conocer gente nueva / escucharla hablar de su pasión
  • Escuchar música / podcasts / speeches motivacionales
  • Leer poesía / ver arte
  • Momentos increíbles con familia y amigos 

Date la oportunidad de experimentar cada una. Eso sí, vívelas sin expectativas - al principio, deja que la inspiración te sorprenda. Ya tendrás oportunidad para empezar a trabajar más consciente, y para cuando menos lo esperes - lo harás en automático y no recordarás lo que tenías que hacer antes para alcanzarla. 

3. Confía en ti mismo - no hay 2 “tús” en este mundo. 

Vivimos en una época increíble, donde toda la información se encuentra a nuestro alcance sin batallar demasiado. Nunca en la historia de la humanidad habíamos tenido tanta información, tan fácil y con tan poco esfuerzo. Por lo mismo, es fácil sentir que ninguna idea es original - y que siempre hay “alguien” que ya hizo lo que quieres hacer; que tus ideas son poco innovadoras, o que la competencia es enorme. 

Pero recuerda algo importante. Como individuo, tienes una perspectiva totalmente ÚNICA de la vida. Eres una mente, alma y cuerpo llenos de conocimiento y experiencias acumuladas a lo largo de tu vida, el resultado de una variedad de decisiones y caminos tomados a lo largo de tus años. TU PERSPECTIVA EN TODO ES ÚNICA. Porque nadie ha vivido lo mismo que tú. 

Esta perspectiva es el lente con el que observas la vida - y a través de ese lente es que puedes componer (y modificar) todas tus creaciones. Usa toda la información a tu alcance como fuente de inspiración, no competencia,  y date permiso de construir sobre eso usando tu propia visión única de las cosas.  

Como el famoso psicoanalista Erich Fromm dijo alguna vez:

 “La creatividad requiere el coraje de dejar de lado lo seguro.”

TRANQUILÍZATE - CONÓCETE - CONFÍA. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Loading...